domingo, 25 de mayo de 2008

Asociaciones: inglés

En el blog de Polo encontré una interesante entrada sobre los distintos idiomas y lo que asociamos en nuestra mente a cada uno de ellos.

Para mí el inglés es una lengua para la música, especialmente para cierto tipo de pop con toques sinfónicos y vocales fusionados (muchos), como esos estupendos temas de: Swing out sister, Twilight World (1987), More than I can bear (1985) de Matt Bianco o The promise you made del mismo año y del grupo Cock Robin. Son tres de mis favoritos, espero que también os gusten.







Además la lengua inglesa la relaciono con determinados autores, ninguno de ellos británico, como D.H. Lawrence (que aunque sea alemán lo asocio con la peli de Mujeres enamoradas de Ken Russell y lo visualizo en inglés -original que es uno-), Lawrence Durrell (que nació en la India, hijo de colonos británicos) u Oscar Wilde (que era irlandés). Incluyo un fragmento de Justine, perteneciente al famoso Cuarteto de Alejandría de Durrell:

"Otra vez mar gruesa, y el viento sopla en ráfagas excitantes: en pleno invierno se sienten ya los anticipos de la primavera. Un cielo nacarado, caliente y límpido hasta mediodía, grillos en los rincones umbrosos, y ahora el viento penetrando en los grandes plátanos, escudriñándolos.
Me he refugiado en esta isla con algunos libros y la niña, la hija de Melissa. No sé porqué empleo la palabra "refugiado". Los isleños dicen bromeando que solamente un enfermo puede elegir este lugar perdido para restablecerse. Bueno, digamos, si se prefiere, que he venido aquí para curarme...
De noche, cuando el viento brama y la niña duerme apaciblemente en su camita de madera junto a la chimenea resonante, enciendo una lámpara y doy vueltas en la habitación pensando en mis amigos, en Justine y Nessim, en Melissa y Balthazar. Retrocedo paso a paso en el camino del recuerdo para llegar a la ciudad donde vivimos todos un lapso tan breve, la ciudad se sirvió de nosotros como si fuéramos su flora, que nos envolvió en conflictos que eran suyos y creíamos equivocadamente nuestros, la amada Alejandría.
¡He tenido que venir tan lejos para comprenderlo todo! En este desolado promontorio que Arcturo arranca noche a noche de las tinieblas, lejos del polvo calcinado de aquellas tardes de verano, veo al fin que ninguno de nosotros puede ser juzgado por lo que ocurrió entonces. La ciudad es la que debe ser juzgada, aunque seamos sus hijos quienes paguemos el precio".

(Arcturo es un lucero, a 37 años luz de distancia, caracterizado por su luz anaranjada y visible especialmente en las noches del mes de julio, comentario: ¿estoy perdiendo un poco la cabeza?)

Y, para terminar: un fragmento de la peli de la que os hablaba antes, Mujeres enamoradas y el trailer promocional (in english)



18 comentarios:

pe-jota dijo...

Excelente post, y si en cierta medida cada idioma posee la capacidad de activar en nuestro cerebro diferentes tipos de asociaciones, que no tienen por que ser las mismas en cada uno de nosotros, ya que creo que van ligadas a nustras vivencias personales.

Una puntuación, adoro mujeres enamoradas, tanto como obra literaria así como película, y esa escena, esa famosa escena, tal vez la más homoerótica que se ha filmado.

Caulfield dijo...

El inglés para mi fue durante un tiempo el idioma que hablar cuando haces el amor. Es curioso pero verídico. Lawrence Durrell resulta espeso para mi poca capacidad, prefiero a su hermano Gerald. Gracias por los videos, Swing Out Sister, ufff, qué recuerdos!

un hombre virtuoso dijo...

Entre este post y el anterior sobre el influjo de la luna he encontrado tantas cosas que me gustan: la luna en sí misma, "Moonriver",¡y "The promise you made"!, adoraba esa canción y me la has traido a la memoria. No se si de verdad se puede asociar a un idioma una determinada forma de expresar el arte o la creatividad, creo que como ya se ha dicho antes es algo que depende más de la experiencia personal de cada uno. En cualquier caso es una reflexión interesante.
Un abrazo, como siempre.

hermes dijo...

¿ Como olvidar a Glenda Jakson en Women in Love ? ¡ extraordinaria.
Hace muchos años que la vi en versión original y creo que es una de las mejores películas que he visto nunca. Del cuarteto de Alejandría recuerdo especialmente , Justine, la he tenido que releer un par de veces.

Si, creo, como tu dices que hay idiomas que se prestan mejor que otros a la música, quizás tambiem a la poesía,en cuanto a la prosa, prefiero el francés.

Saludos,

Breckinridge dijo...

El inglés es un idioma perfecto. Yo de jovencito era francófilo, y algo me queda, pero sucumbí al poderío del inglés. Totalmente de acuerdo en que se adapta perfectamente a las canciones (tanto monosílabo ayuda, aunque las letras de kd Lang, plagadas de palabras larguísimas tipo "serendipity" o "acquiescence" demuestran que eso también funciona) pero también a la poesía. Descubrir a W.H. Auden, a T.S. Eliot, a Wordsworth o, por supuesto, a Shakespeare, es un puro viaje iniciático del que ya no se vuelve.

La escena de Alan Bates y Oliver Reed luchando en pelotas en Women in Love está en la retina de mi memoria desde hace décadas. Y coincido con Pe-Jota en que es de lo más erótico que se ha filmado nunca. Ese dedo de Reed pasando por el brazo de Bates.....

Qué mal envejecieron los dos, la verdad. Y mira que eran guapos, cada uno a su estilo. Cuando vi Gosford Park era incapaz de reconocer a Alan Bates y me preguntaba cuál de los personajes sería. Lo tuve que leer en los títulos de crédito, no fui capaz de sacarlo ni por eliminación.

Breckinridge dijo...

Del Cuarteto de Alejandría, libro de cabecera, ya escribiré en otro momento.

Polo dijo...

Muchas gracias, otro amante, por tu alusión a mi moribundo blog (hint para tus lectores).

Aparte del poderío económico de la lengua inglesa -gracias a los Estados Unidos (Roma) pero muy bien promocionada por la Gran Bretaña (Grecia)- la sonoridad del inglés me parece envidiable.

Un idioma monosilábico y -cuando no lo es- esdrújulo ¡da tanto juego para las canciones! Aunque hay joyas en francés y alguna que otra en español o árabe, el inglés es el vehículo de la música pop, rock, dance, world, etc.

Bien es cierto lo de las palabras largas: "fastidious" suena especialmente bien y tiene un curioso significado de falso amigo; "flamboyant", "sensational", "inspirationless", "luxurious" son palabros largos que no pueden ser más descriptivos. Espero que le gusten a breckinridge.

Hay otras palabras sin traducción al español que expresan sensaciones únicas: son buenos ejemplos "smug" (parecido a 'pagado de sí mismo'); "to languish" (echar una mirada lánguida para ganarse apoyo), o "to heckle" (interrumpirle a alguien haciendo preguntas u observaciones molestas).

Por todo ello, es, para mí, el idioma de los sentimientos: nos sale "I love you", "miss you"... y no hay nada para referirse a 'un viejo amor' (¡qué pobre suena!) como "an old flame".

El apego que muchos de los nativos sienten hacia el inglés se reflejan, en un librito (igual de difícil que delicioso) como es "Eats, Shoots ans Leaves" de una tal Lynne Truss. La cita de Durrell es otro buen ejemplo en otra vertiente.

Glenda Jackson me parece una belleza "plain" pero con una piel preciosa y unos "beady eyes" que tampoco tienen traducción.

Gracias de nuevo, otro amante.

el otro amante dijo...

-Si, pe-jota, las asociaciones cambian en función de experiencias, cargas emocionales, etc., a veces sin ser totalmente consciente de ello. Mujeres enamoradas, tanto la peli como el libro, profundiza en las relaciones interpersonales, obras maestras. Si, estoy de acuerdo, el homoerotismo del combate es evidente.
-Cau, los libros de Gerald Durrell, con las experiencias familiares en la isla de Corfú son realmente divertidos, los famosos: "Mi familia y otros animales" y "Bichos y demás parientes", me reí más con el primero que con el segundo.
Gracias a los dos por los comentarios.

el otro amante dijo...

-Hola, hombre virtuoso, es cierto que hay lugares comunes en todos nosotros, me alegra que compartamos algunos de ellos. También nos unen fotografía y poesía. Un abrazo para tí también.
-Hola Hermes, los cuatro personajes de Mujeres enamoradas son fundamentales: Gerald, Rupert, Gudrun y Úrsula, y las relaciones que se establecen entre ellos, también. En la misma línea, desde mi punto de vista, habría que situar al Cuarteto de Alejandría. Los que más me gustaron fueron Justine y Clea. Saludos para tí también.
Gracias a ambos.

el otro amante dijo...

-Brecking: otro día hablamos del francés, puede ser interesante. De acuerdo contigo, no envejecieron bien, ni Reed ni Bates. A mi el primero siempre me recordó a un minero de la 2ª Revolución Industrial y el segundo a un lord de esos de Waugh. Lo del Cuarteto de Durrell nos daría para mucho, también son para mí libros de cabecera. Gracias por tus comentarios.
-Polo, tu blog es interesantísimo y lo recomiendo (hint para los lectores) y además, esta entrada es resultado directo de su lectura. Los paralelismos que has hecho Inglaterra-Grecia y EEUU-Roma son originales y ciertos, aunque con algunos matices. Gracias por participar y espero verte pronto por aquí.

Capri c'est fini dijo...

Hummm el inglés... sin duda el único idioma (aparte del español) que domino. Pero vamos, la gran ventaja del inglés (y por eso su enorme difusión aparte de imperios coloniales) es que con saber 4 cosas básicas puedes mantener una conversación medianamente coherente. Sin embargo, a mí me parece algo simplón, en serio, sin conjugaciones, sin diferencias de géneros, con tantas palabras fruto de la unión de dos... no sé, prefiero el español, creo que es más rico y por extensión las lenguas latinas. Pero claro, quien no sepa inglés en la actualidad está perdido en este mundo globalizado. Un saludo.

PD: D.H. Lawrence era alemán? no tenía ni idea...

el otro amante dijo...

Hola Capri, también me gustan mucho más las lenguas neolatinas, tienen más encanto y posibilitan una comunicación más profunda. Es cierto que el inglés es un poco simplón, pero ... menos mal. De todas formas se han hecho con esa lengua excelentes letras musicales y se han escrito obras maestras. Te agradezco tu visita, saludos.

el otro amante dijo...

Por cierto Capri, te lo confirmo, fuiste el primero al que añadí en la relación de blogs visitados. En cierta forma te debo a tí la introducción en el mundo de los blogs. Saludos.

Puntoaparte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Puntoaparte dijo...

Aunque todo ser humano tiende a simplificar, a etiquetar para agrupar y así ordenar sus ideas, las manifestaciones artísticas de cada cultura no sólo fomentan esos tópicos también pueden romper directamente con ellos.
En definitiva, el individuo aunque forme parte de un grupo no deja de ser un individuo, con sus costumbres sociales y también sus divergencias ... Por mi parte me encanta que me rompan los esquemas, aprender, siempre aprender.

el otro amante dijo...

Punto, gracias por el comentario, siempre interesante y reflexivo. Romper los esquemas está muy bien, aunque también, en mi opinión, hay que tener algunos que sean fijos. Si, el conocimiento es básico, aunque inagotable. Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias a tu post me he reencontrado con Swing out sisters y algunos recuerdos de mis infantiles y casi juveniles años ochenta...

En cuanto al inglés a pesar de que me siento más cómodo y seguro cantando en ese idioma (son ya muchos años estudiándolo y perfeccionándolo) me quedo con la musicalidad del italiano o la sensualidad del francés o del portugués, lo que son las cosas.

el otro amante dijo...

Gracias por la visita, he empezado por el inglés porque mis lenguas preferidas son las neolatinas, especialmente el italiano, es un idioma en el que se expresan las cosas de manera "diferente", aunque el mensaje sea el mismo. Gracias por la visita